TWITTER “ARDE”: “4/6 meses no son un poco jovencitos para empezar a comer junto al Smartphone?”

Algunos lectores del blog estos días han comentado en Twitter varios temas MUY INTERESANTES a raíz de la última entrada sobre el juego que contendrá la APP babyacome. Aprovechando estos comentarios, creo que son una buenísima oportunidad para aclarar algunas cosas sobre la alimentación complementaria a la lactancia, es decir, el momento crucial en que nuestros bebés empiezan a comer.

Uno de los comentarios desaprobaba la APP babyacome, proponiendo una pregunta interesante: ¿Comer con 4/6 meses junto a una Tablet no es demasiado pronto? Otro comentario añadía que de 0-6 meses solo LECHE.

Bien aquí hay dos cuestiones a aclarar. Por un lado:

¿Cuándo se empieza con la alimentación complementaria a la lactancia?

Sobre este tema las recomendaciones y apoyo científico está bastante claro, por lo que no me extenderé. Simplemente si que es necesario distinguir entre qué tipo de lactancia se está llevando a cabo, pues por la lactancia no se entiende solo lactancia materna, sino que también la lactancia artificial es decir con leche de fórmula.

  1. En caso de lactancia materna exclusiva la recomendación es a partir de los 6 meses. Por tanto el comentario “de 0 a 6 meses solo LECHE” no iba desencaminado, pero no se ha tenido en cuenta la otra opción, la lactancia artificial. Y es que esperemos que en el futuro esta opción sea la mayoritaria, pues para ello la sociedad está trabajando, pero por muchos motivos y muchos de peso, la lactancia artificial es hoy en día otra opción válida, que escogen o necesitan muchos padres y madres.
  • En caso de lactancia artificialse puede comenzar entre los 4 y 6 meses. Aquí ya depende del desarrollo y de las necesidades de cada niño. En mucha ocasiones en este caso, los pediatras recomiendan empezar con los cereales sin gluten en forma de papilla utilizando una cuchara. El motivo de esta edad de comienzo y esta distinción entre lactancia materna y artificial, sí que tiene base científica. Según el conocimiento de nutrición actual a partir de los 6 meses la leche, sigue siendo el alimento más importante, pero no aportaría las cantidades óptimas de todos los nutrientes, por lo que se recomienda ir añadiendo otros alimentos que los vayan aportando. La diferencia entre la lactancia artificial y la lactancia materna, es que ésta tiene más nutrientes y más adaptados a las necesidades del bebé humano, por lo que por sí misma cubre las necesidades hasta los 6 meses, (posiblemente incluso más), aunque se ha visto en varios estudios que niños con lactancia materna exclusiva a partir de los 6 meses pueden desarrollar un déficit de hierro.

Dejo aquí las recomendaciones de la AEpap (asociación valenciana de pediatría de Atención Primaria).

Por otro lado, el tema de si el niño es demasiado para utilizar una herramienta digital con él:

Como ya he desarrollado más detenidamente en otra entrada en este blog, iniciar la alimentación complementaria a la lactancia tiene un sentido EDUCACIONAL importante, casi más que nutritivo. Y es que el inicio de la alimentación como complemento a la lactancia es uno de los dos MOMENTOS CRÍTICOS para que el bebé desarrolle una actitud positiva ante el acto de comer. Otro es hacia los 2 años de edad. Muchos niños que en esta etapa han sido forzados por la preocupación y ansiedad de los padres y madres por la buena nutrición del bebé, han desarrollado a posteriori problemas para comer por este motivo. Son los famosos y numerosos niños “mal comedores”, sin hablar de otros múltiples problema que en el futuro se pueden desarrollar si se asocia el momento de comer con algo negativo (tanto para los padres y madres como para los niños).

Por tanto la idea de proponer un juego, muy sencillo, como habréis podido ver, aprovechando las nuevas tecnologías, podría ser un formato atractivo y accesible tanto para los padres como para los bebés. Sería la versión moderna del famoso juego del “avión”. Además de aportar una guía día a día o para utilizar en determinados momentos de “desesperación”. Es decir, como incentivo a la paciencia y como asociación al juego de este momento.

Además, se plantea si no será demasiado pronto exponer a un bebé a un dispositivo digital. Es una buena pregunta. Posiblemente requiera en el futuro estudios que nos puedan aclarar esta y otras muchas cuestiones acerca de la relación que los seres humanos tenemos con las nuevas tecnologías. La realidad es que los bebés nos ven a nosotros utilizarlas y es lo que les llama la atención. De hecho nuestros hijos, los “nativos digitales”, ya nacen sabiendo utilizar la tecnología. Es nuestro mundo, es nuestra cultura. El planteamiento de todas formas es razonable. Alguna sociedad científica se ha lanzado a realizar alguna que otra recomendación. En este caso os incluyo en formato de tabla unas recomendaciones del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad sobre Actividad Física para la Salud y Reducción del Sedentarismo, donde no se recomienda en niños menores 2 años pasar tiempo delante de una pantalla.

actividad física ministerio.png

Pero tengo que decir que una cosa es dejar a un niño menor de 2 años PASAR TIEMPO delante de una pantalla y otra muy diferente es utilizar una pantalla (en este caso un juego) para incentivar el acto de comer, tiempo que no debería ir más alla en cualquier caso de los 25-30minutos y además INTERACTUANDO CON NUESTROS HIJOS.

Me gustaría saber si he aclarado estos puntos. Por favor escribidme y podremos seguir debatiendo al respecto. Esto nos ayudará en el desarrollo de la APP BABYACOME.

Bibliografía:

  1. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Actividad Física para la Salud y Reducción del Sedentarismo. Recomendaciones para la población. Estrategia de Promoción de la Salud y Prevención en el SNS. Madrid, 2015.
  2. Asociación Española de Pediatría. Manual de la Lactancia Materna. De la teoría a la práctica. Editorial Panamericana, Edición 2009.

 

Anuncios

2 comentarios sobre “TWITTER “ARDE”: “4/6 meses no son un poco jovencitos para empezar a comer junto al Smartphone?”

  1. Estimada Victoria:

    En primer lugar agradecerte tu disposición a escuchar distintas opiniones. Es loable por tu parte cuando te has encontrado con una avalancha de críticas a tu proyecto, con toda seguridad elaborado con ilusión y mucho trabajo. Yo fui una de las que comentó en Twitter que hasta los 6 meses solo leche, así que me gustaría explicar porqué no me parece adecuado este juego.
    La ESPGHAN habla de que es posible iniciar la alimentación complementaria a los 4-6 meses. Posible, pero no deseable, porque como tú bien indicas, cuando hablamos de lactancia materna, lo ideal es llegar a los 6 meses de LM exclusiva, siguiendo las recomendaciones de la OMS. . Expuse mi punto de vista, de porqué no veo útil, necesario ni conveniente adelantar la alimentación complementaria a los 4 meses en este artículo para Pediaskin: http://pediaskin.es/blog/gloria-colli-lista/alimentacion-complementaria-cuanto-antes-mejor
    La aplicación va encaminada a familias que deciden practicar BLW. Quizá habrás notado que ésta práctica muy recomendable, aún es poco frecuente en nuestro país, pero casi siempre practicada por familias que han iniciado y continúan con lactancia materna. No me gusta hablar de mi experiencia (me resulta muy presuntuoso) pero no conozco ningún caso de BLW en bebés alimentados de leche artificial.
    Además las leches artificiales sí cubren todos los requerimientos del bebé hasta los 6 meses, incluido el hierro y lo último que aconsejaría añadir a la alimentación de un bebé que precisa más hierro es un preparado de cereales enriquecidos, que además de hierro contiene innecesarias y totalmente prescindibles cantidades de azúcar ¿No se supone que pretendemos educar en hábitos de alimentación saludable?
    Por otro lado, hacer del momento de la comida un momento agradable, de interacción con el bebé me parece estupendo, pero cuidado. Nunca, nunca, se debe forzar a comer a un bebé. Su sensación de saciedad debe respetarse siempre.Es fundamental para evitar la obesidad y el sobrepeso, que afectan ya a una alarmante proporción de la población infantil. La línea que separa un entretenido juego de la burda distracción para que se coma una cucharada más es muy sutil. En esa débil línea situaría yo el famoso juego del avioncito.
    Y por último el tema de las pantallas. Como tú bien indicas, los expertos recomiendan no exponer a los niños a las pantallas hasta los 2 o 3 años. Comer delante de una pantalla, distraído, sin poner atención a lo que se está comiendo se relaciona con obesidad, incluso con atragantamientos. En un bebé de 4 o 6 meses no tiene absolutamente ningún sentido. El bebé necesita, sobre todas las cosas, interactuar con otras personas. Mirar a la cara, intentar imitar sus gestos, aprender a interpretar el lenguaje facial y corporal para poder reproducirlo en el futuro y lograr unas habilidades sociales adecuadas. Y el momento de la comida es magnífico para intercambiar gestos e interactuar con las personas. Nunca se puede sustituir por la interacción con la pantalla. Incluso aunque la madre o el padre que acompaña al bebé intente participar del juego. La atención del bebé será rápidamente abducida por la rutilante pantalla del móvil y se perderá el valiosísimo intercambio de miradas, gestos y verbalizaciones.
    Estoy segura que este proyecto tendrá muchas otras salidas útiles y prácticas sin necesidad de recurrir a recursos que, aunque a primera vista son útiles para unos padres desesperados porque el niño come lentamente y menos de lo que ellos erróneamente perciben como necesario (no olvidemos que el único que realmente sabe lo que necesita comer es el bebé), en el fondo pueden ser perjudiciales para el bebé, como comentaba antes.
    Muchas gracias por la oportunidad de participar.

    Me gusta

    1. En primer lugar quería agradecerte muchísimo tu comentario. Me gustaría a raíz del mismo, darte la enhorabuena por tu artículo en Pediaskin. No conocía la página y a partir de ahora sin duda intentaré seguirla también, ya que me gusta leer y estar al día de los distintos puntos de vista no sólo de expertos, que no siempre coinciden como todos sabemos, sino también de madres y padres que cuentan sus experiencias. De todas formas me gustaría matizar algunas de las ideas que expones en tu comentario:

      1. Como bien dices Gloria, “La alimentación del lactante es un fenómeno complejo en el que interviene factores no solo nutricionales sino también económicos, sociales y familiares. Llegados los 4 meses muchas madres han tenido que incorporarse a la actividad laboral. El niño queda al cuidado de otros familiares o en una guardería. Toda la familia está deseando participar en el mágico momento de alimentar al bebé.”
      Yo pienso que lo deseable sería que en nuestra sociedad se diera más importancia al nacimiento y crianza. Se respetase a las mujeres en el momento del parto y se les apoyase para superar “el puerperio en soledad”, y posteriormente afrontar la lactancia materna cuando a los 4 meses han de incorporarse al trabajo. Las mujeres en nuestra sociedad somos unas auténticas heroínas. Desde luego se está trabajando duramente para que el futuro sea más respetuoso con la crianza, pero nuestra realidad actual no es esta. Y aunque las tasas de LM al inicio son muy altas, la realidad mundial es que a los 6 meses no suele ser superior al 50% .En España según los datos que aporta la Encuesta Nacional de Salud en el informe de la AEP 2016 es del 46,9%. Por tanto los datos muestran que la realidad es que en España la mitad de los bebés reciben leche materna y la otra mitad leche de fórmula. Por lo tanto, no se puede cerrar los ojos a esta realidad, no se debe juzgar en ningún caso (pues es una decisión que debe tomar la mujer) y por tanto es necesario tener en cuenta esta otra opción.

      2. También escribes: “La aplicación va encaminada a familias que deciden practicar BLW. Quizá habrás notado que ésta práctica muy recomendable, aún es poco frecuente en nuestro país, pero casi siempre practicada por familias que han iniciado y continúan con lactancia materna. No me gusta hablar de mi experiencia (me resulta muy presuntuoso) pero no conozco ningún caso de BLW en bebés alimentados de leche artificial.”
      Querría puntualizar que la APP nacerá como una herramienta que ayude a las familias a aplicar una adaptación del método BLW (ya que este método según muchas experiencias no es aceptado por todos los bebés y familias). Pretende una progresión en el reconocimiento de texturas y sabores progresivo yendo desde el triturado fino a más grueso y de ahí a los alimentos en trocitos, hasta que el bebé ya prácticamente coma en la mesa con el resto de la familia la misma comida. Además nacería con el ánimo de ayudar a todos los bebés ¿por qué motivo los bebés alimentados con leche de fórmula no pueden iniciar la alimentación complementaria con el método BLW como tal o esta adaptación que propone una progresión? En muchos foros las madres y padres preguntan si es posible aplicarlo si sus bebés toman biberón. Y es que en España son la mitad de los bebés. Esta es la realidad. La APP pretende ayudar de forma práctica, no recomendar, sino adaptarse a las recomendaciones de los profesionales. Quizá no ha sido muy acertado por mi parte mostrar la parte de 4 a 6 meses. En realidad el juego irá avanzando por periodos. El siguiente escalón será 6 a 7-8 meses. Y así hasta los 12 meses, como subiendo una escalera o pirámide. Se puede comenzar en cualquier periodo y avanzar o retroceder según las necesidades de los bebés y familias. Quizá he cometido el error de mostrar el peldaño más controvertido y dificultoso en todos los sentidos, con el ánimo de mantener una neutralidad e incluir a todos los bebes independientemente de la recomendación del momento de comenzar con la alimentación complementaria que se les diera a los padres por parte de los profesionales. Posiblemente gracias a vuestros comentarios sea más oportuno desarrollar el peldaño de 6 a 7-8 meses. E insisto el juego es una ayuda incluso para los profesionales, pues respetará las recomendaciones genéricas que existen acerca del tema.
      3. También dices: “hacer del momento de la comida un momento agradable, de interacción con el bebé me parece estupendo, pero cuidado. Nunca, nunca, se debe forzar a comer a un bebé”.
      Con el juego no se pretende forzar al bebé, muy al contrario incentivarle a que pruebe distintos alimentos, distintas texturas y sabores y animarle a que utilice por si solo los utensilios de comer como una taza adaptada, una cuchara o sus propias manos, es decir que sea autónomo . Y por otro lado ayudar a los padres a tener paciencia y quitarle “un poco de hierro” al asunto en el sentido de la ansiedad que tienen los padres y madres ante el hecho de que el niño según su percepción come poco.
      4. Por último dices : “Estoy segura que este proyecto tendrá muchas otras salidas útiles y prácticas sin necesidad de recurrir a recursos que, aunque a primera vista son útiles para unos padres desesperados porque el niño come lentamente y menos de lo que ellos erróneamente perciben como necesario (no olvidemos que el único que realmente sabe lo que necesita comer es el bebé), en el fondo pueden ser perjudiciales para el bebé, como comentaba antes”.
      Sobre este párrafo que escribes: La verdad, no entiendo muy bien qué es lo que te parece perjudicial. En todo caso, es una opinión, no algo que se pueda afirmar de esta manera. De hecho, la APP antes de ofertarse a las madres, padres y profesionales, será testada. En ese momento veremos si es útil como herramienta de ayuda o no. Y sinceramente, en caso de que los resultados no sean los esperados, yo seré la primera en publicarlos de esta manera. La mayoría de las veces creo que se aprende más del error que del éxito,si llegado el momento este fuera el caso, y rectificar dicen que es de sabios…En mi modesta opinión (pues por el momento es una OPINIÓN) no encuentro nada de perjudicial en ayudar a unos padres desesperados a relajarse y a unos bebés posiblemente forzados a divertirse y establecer una relación positiva con la comida, utilizando un formato digital, que nada tiene que ver con dejar a un bebé pasar tiempo delante de una pantalla.

      De nuevo agradezco sinceramente el tiempo que has dedicado a escribir. Me ha hecho pensar bastante y sin duda me ayuda a mejorar el enfoque del proyecto. Espero que sigamos en contacto.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s